montaña rusa emocional

¿Por qué te sientes así?

Te sientes en una montaña rusa emocional porque, por un lado, llegó el virus y nuestro mundo se paró. De la noche a la mañana tuvimos que dejar todo colgado, cancelar todos nuestros planes y confinarnos en casa. Hemos estado semanas encerradas, o demasiado solas, o demasiado tiempo con otras personas. Tenemos un montón de preocupaciones. Estamos saturadas de información. Puede que la enfermedad nos haya tocado de cerca, o incluso que hayamos perdido a seres queridos por ella.

Por otro lado, nuestro instinto de supervivencia y de lucha es muy grande: intentamos conservar la moral alta, nos decimos que hay que ser fuertes, concentrarse en lo positivo, agradecer lo que tenemos y aprovechar para hacer pan con masa madre, ordenar los armarios o practicar zumba en el salón.

Y cuando todo esto se combina, nos sentimos en esa famosa montaña rusa emocional… Nos levantamos con ganas de comernos el mundo, después de comer ya se nos ha acabado el fuelle, y por la noche no tenemos energía para nada. O al revés. Frustración, cansancio, rabia, esperanza, tranquilidad, desesperación, apatía, desidia, nerviosismo, tristeza, alegría … ya hemos perdido la cuenta de todos los estados emocionales por los que estamos pasando. Un momento estamos arriba, y al siguiente abajo. 

¿Qué puedes hacer entonces?

Hay varias estrategias que te pueden ayudar a gestionar mejor tus emociones en estos momentos tan difíciles. Veamos algunas.

Trabaja la aceptación.

Tus emociones son lógicas y normales, teniendo en cuenta que en estos tiempos revueltos existen tanto razones para alegrarse, como auténticos dramas a nivel humano. Suelta la autoexigencia y recuerda que lo estás haciendo lo mejor que puedes y sabes. 

No reacciones automáticamente. 

Cuando estamos estresadas, o sentimos miedo, podemos sentirnos más irritables, más vulnerables, y terminamos haciendo cosas de las que luego nos arrepentimos.

Cuando sientas una emoción muy potente, para un segundo, identifica los impulsos que te surgen y pregúntate si es una buena idea dejarse llevar por ellos.

Medita.

Meditar te ayuda a relajarte y a centrarte, te enseña amabilidad, curiosidad y aceptación.

Las meditaciones guiadas son una manera fácil de introducirse en este hábito. Las encuentras en apps, YouTube.

EXTRA: descárgate mi Meditación Guiada de la Serenidad, especialmente creada para mantenerte centrada en momentos de alta intensidad emocional. 

Escucha a tu cuerpo.

Intenta identificar sus necesidades¿Necesita un rato de activación? ¿Necesita un rato de relax? ¿Agua, alimentos frescos, aire, música, un masaje, lectura, movimiento, luz…? ¿Hablar con alguien? ¿Soledad?

Ojo, a veces, lo que te tienta hacer no se corresponde con lo que tu cuerpo necesita. Quizás te tiente hacerte un rollito en el sofá y olvidarte del mundo, pero te vendría mucho mejor dar un paseo y despejarte. O quizás te tiente la idea de sumergirte en un frenesí de orden y limpieza en tu casa, pero lo que tu cuerpo y mente necesitan, es sentarte en el balcón y observar la brisa meciendo las hojas de los árboles.

Cuida tus rutinas.

Las cosas se ven de otra manera cuando cuidas tu higiene de vida: descansar, comer alimentos frescos, tomar agua, salir a pasear, dejar un poco las pantallas…

No puedes decidir qué emociones sientes, pero sí puedes decidir cuidarte y quererte a pesar de todo.

Honra tus emociones.

Una manera de hacerlo es a través de los gestos simbólicos: una velita para despedir a los que se van, una carta para expresar tu amor por alguien, llevar un diario para descargar ese peso tan grande que llevas dentro, unas flores para celebrar lo bueno, …

Cuando honras tus emociones, las estás validando, y por tanto te estás validando a tí misma. 

¿Y si todo esto te supera?

Si ves que vivir en una constante montaña rusa emocional acaba teniendo un gran coste en tu bienestar y en tus relaciones, te aconsejo que busques a un/a psicólogo/a colegiado/a para que te ayude. Con su apoyo, aprenderás estrategias efectivas para manejar las emociones, en lugar de dejar que ellas te manejen a ti. 

---------------------------------------------------------------------------------- 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Comenta, comparte, suscríbete para no perderte ninguno de mis contenidos! 

NO TE PIERDAS NADA

¡Apúntate a mi comunidad para tener acceso a todos mis artículos y recursos!

PULSA EN LA IMAGEN PARA BAJARTE TU GUÍA GRATUITA

critico interior
SOBRE MÍ

SOBRE MÍ

Me llamo Noela Souza, soy psicóloga y tengo consulta online y presencial en Ibiza. Mi misión es ayudar a las mujeres que se sienten pequeñas a vivir vidas grandes.

Si quieres saber cómo puedo trabajar contigo, pide tu cita gratuita de descubrimiento AQUÍ.

Cuéntame qué te ha parecido el artículo...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This