asertividad-definición

¿Alguna de las siguientes situaciones te resulta familiar?

Los compañeros del trabajo hablan de quedar para ir a cenar. Tu temes que afecte a tu presupuesto, pero te preocupa parecer sosa o antipática, y acabas yendo.

Tu pareja te dice que va a hacer algo que a ti no te gusta nada. Cuando vuelve, comienzas a lanzarle acusaciones, el tono sube, y acabáis teniendo una gran discusión.

Tu madre te llama para decirte que el domingo (tu único día libre) te necesita. Tú has tenido una semana agotadora, pero aún así, cedes.

Todas estas situaciones tienen un factor común: no has comunicado tus límites, o deseos. No has mostrado lo que se llama “comportamiento asertivo”.

¿Qué es la asertividad? Una definición psicológica.

La asertividad es una habilidad social, que consiste en comunicar de forma efectiva tus preferencias y necesidades, respetando las preferencias y necesidad de otros.

La comunicación asertiva es clara y honesta, pero implica también escuchar de forma activa a la otra persona, y tratar de entender su perspectiva, aunque no la compartas. De esta manera, comunicas lo que es importante para ti, pero lo haces sin ser grosera, o insensible.

Qué no es la asertividad.

La asertividad se confunde a menudo con una actitud prepotente y agresiva, o con el egoísmo. Nada más lejos de la realidad. Cuando eres asertiva, entiendes que otras personas pueden tener sus intereses, pero eres capaz de defender los tuyos, de forma directa y tranquila.

La agresividad, por el contrario, tiene que ver con el uso de lenguaje ofensivo, con alzar la voz, ordenar, manipular, intimidar, amenazar o culpar a la otra persona. Implica, pues, una falta de respeto hacia ella.

La asertividad tampoco se puede confundir con el egoísmo. Una persona egoísta no reconoce que otra persona pueda tener otras preferencias, y tampoco las respeta. Tiene que “ganar” a toda costa.

Por qué es importante ser asertiva.

Es importante porque tú tienes preferencias, deseos, y límites. Y son tan importantes como los de cualquier otra persona. La asertividad es una manera de reconciliarte contigo misma, de reconocer y aceptar lo que sientes de verdad.

La comunicación asertiva también incrementa tus posibilidades de obtener lo que quieres, porque lo verbalizas, en lugar de esperar que te caiga del cielo, o de que alguien se dé cuenta, y te proporcione eso que tanto deseas dentro de ti. En otras palabras, cuando eres asertiva, estás tomando las riendas de tu vida, empoderándote.

Otra de las ventajas de comunicar de forma asertiva, es que te ayuda a mostrar tu “yo” más auténtico. Cuando te muestras a los demás desde una posición de respeto tanto por tu individualidad, como por la de ellos, atraes a gente afín a ti, y puedes construir relaciones honestas, abiertas, y mutuamente beneficiosas.

EXTRA: descárgate mi Meditación Guiada de la Serenidad, especialmente creada para mantenerte centrada en momentos de alta intensidad emocional. 

Cómo comportarse de forma asertiva.

La buena noticia es que la asertividad no es una misteriosa característica de la personalidad, con las que unos nacen, y otros no. Por el contrario, es una habilidad que se aprende, y se potencia con la práctica.

Empieza por prestar atención a tu postura: ¿miras a la persona a los ojos? ¿tienes una postura corporal abierta y erguida? ¿tus gestos son pausados? ¿tu cara está relajada?

La conducta paraverbal también es importante: modula el volumen y el tono de tu voz, y la velocidad a la que hablas, para dar una sensación de calma, de estar centrada en la conversación, y en el mensaje que deseas transmitir.

Desde luego, es necesario considerar las palabras que utilizas para estructurar y comunicar tu mensaje. Menos es más, no es necesario perderse en mil explicaciones o argumentos para defender tu postura. De esta manera favoreces que te entiendan, y que la conversación no derive en discusiones sobre detalles irrelevantes.

Quizás te estarás preguntando cómo gestionar la reacción de la otra persona. Es importante escucharla atentamente, mostrar que entiendes su punto de vista, y entiendes sus emociones, pero si no estás de acuerdo con ella, manifiéstalo tranquilamente, sin enredarte en argumentos para ver quién tiene razón. Acuérdate de que cuando una conversación acaba en pelea, todos pierden.

Cómo habla una persona asertiva.

Cuando te comunicas con asertividad, dices cosas como:

  • No, muchas gracias
  • Respeto tu opinión, pero no estoy de acuerdo
  • No me apetece hacer eso
  • Yo, en cambio, prefiero ….
  • No quiero hacer ……… porque no es coherente conmigo / con mis objetivos
  • Lo siento, esta semana no tengo tiempo para quedar
  • Este fin de semana necesito descansar
  • Si haces/ dices …, siento malestar, por favor, no lo hagas más
  • Preferiría que hicieras …
  • Ahora no me va bien, ¿podemos buscar otro momento en el que ambas podamos?

Te animo a que pienses en situaciones de tu vida cotidiana donde te gustaría ser más asertiva, y que te hagas pequeños guiones sobre posibles respuestas que puedes dar. Una vez que tengas tu lista, estúdiatela. Repítela delante del espejo, practica con el gato, o con algún voluntario. Cuanto más mejor. La repetición te ayuda a memorizar, y a convertir estas respuestas en automáticas, cuando llegue la ocasión.

Cuéntame, ¿en qué áreas de tu vida te convendría ser más asertiva?

---------------------------------------------------------------------------------- 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Comenta, comparte, suscríbete para no perderte ninguno de mis contenidos! 

NO TE PIERDAS NADA

¡Apúntate a mi comunidad para tener acceso a todos mis artículos y recursos!

PULSA EN LA IMAGEN PARA BAJARTE TU GUÍA GRATUITA

critico interior
SOBRE MÍ

SOBRE MÍ

Me llamo Noela Souza, soy psicóloga en Ibiza y también tengo consulta online. Mi misión es ayudar a las mujeres que se sienten pequeñas a vivir vidas grandes.

Si quieres saber cómo puedo trabajar contigo, pide tu cita gratuita de descubrimiento AQUÍ.

Cuéntame qué te ha parecido el artículo...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *